Gustavo Bueno Temas de Hoy

Gustavo Bueno / Zapatero y el Pensamiento Alicia Gustavo Bueno
Zapatero y el Pensamiento Alicia

Un presidente en el País de las Maravillas
Temas de Hoy, Madrid 2006
157×235 mm, 367 páginas, ISBN 978-84-8460-600-0

Primera edición: octubre 2006 [en las librerías el 10 de octubre]
2ª impresión: noviembre 2006 [en cubierta figura como 2ª edición]
3ª impresión: noviembre 2006 [en cubierta figura como 3ª edición]
4ª impresión: diciembre 2006 [en cubierta figura como 4ª edición]
5ª impresión: diciembre 2006 [en cubierta figura como 5ª edición]
6ª impresión: febrero 2007 [en cubierta figura como 6ª edición]
7ª impresión: febrero 2011 [en cubierta figura como 7ª edición]

 
Gustavo Bueno / Zapatero y el Pensamiento Alicia / faja de la sexta edición
 
Para el filósofo Gustavo Bueno, lo sucedido en los últimos años de Gobierno socialista constituye un ejemplo manifiesto de que tanto José Luis Rodríguez Zapatero como gran parte de los miembros de su partido conciben un mundo más propio de la ensoñación infantil, que guarda evidentes paralelismos con el de los espejos o con el País de las Maravillas en los que se aventuraba de cuando en cuando la Alicia de Lewis Carroll. Este pensamiento acrítico y que sobrepasa con mucho los límites de la utopía es capaz de llamar personas humanas a los simios; progenitores A y B a los miembros de las parejas homosexuales a los que se les ha concecido un niño en adopción; o fascistas a quienes vencieron en la Guerra Civil española; de equivocar el alcance del término solidaridad –que puede aplicarse también al comportamiento de una banda de ladrones o terroristas–; y de plantear una Alianza de Civilizaciones sin delimitar antes lo que son éstas, encubriendo así los problemas reales de la gente bajo una nebulosa fantasiosa y carente de contenido.
En su nueva obra, Zapatero y el pensamiento Alicia, el profesor Bueno escoge estos y algunos otros ejemplos de decisiones o pensamientos políticos –«pensamientos Alicia»– barajados recientemente por el presidente y su partido –que actúan siempre «con una sonrisa permanente», con una «actitud optimista y angelical»–, para, con la contundencia a la que nos tiene acostumbrados, demolerlos, despojándolos de retórica y evidenciando un simplismo que él considera «sistemático» y muy preocupante, pues bien puede «transformarse en pensamientos falsos, hipócritas y de mala fe».

Noticias, reseñas, críticas y comentarios sobre este libro

• Gustavo Bueno, Sobre un futurible en forma de prólogo, El Catoblepas, 57:2
• Gustavo Bueno, Adiciones al 'Prólogo futurible', El Catoblepas, 59:2
• Textos varios en torno a Zapatero y el Pensamiento Alicia: octubre · noviembre · diciembre
Prepublicación de «Zapatero y el Pensamiento Alicia», La Razón, 8 octubre 2006
• Andrés Suárez, Bueno, Zapatero y Alicia, El Comercio, 11 octubre 2006
• Bueno, «La inteligencia de Zapatero es la inteligencia del tahúr, del trilero», EC, 12 octubre 2006
• J. A. G., Los socialistas asturianos cargan contra Bueno, El Comercio, 13 octubre 2006
• Bueno, «ZP necesita un microscopio para ver que la realidad es muy compleja», J. Neira, 13 oct
Zapatero en el país de las maravillas, Oviedo Diario, 14 octubre 2006
• Javier Morán, Pensamiento Alicia, La Nueva España, 14 octubre 2006
• Bueno, «La filosofía de ZP es pánfila», La Voz de Asturias, 15 octubre 2006
La presentación de Zapatero y el Pensamiento Alicia, Madrid, 18 octubre 2006
• Marcelino Javier Suárez Ardura, Análisis de un pensamiento febril, El Catoblepas, 56:17
• Antonio Sánchez, Zapatero en el País de las Maravillas, El Catoblepas, 56:18
• Felipe Giménez, El presidente Zapatero, fiel exponente del Pensamiento Alicia, El Catoblepas, 56:19
• En Protagonistas, con Luis del Olmo, Punto Radio, 19 octubre 2006 9:05 · audio 14:21 wma · mp3
• Santiago Abascal, Zapatero, el Simple, Libertad Digital, 19 octubre 2006
• En La mirada crítica, con Vicente Vallés, Tele 5, 20 octubre 2006
«El pensamiento de Zapatero es simplista. Todo son sonrisas», Periodista Digital, 20 octubre
«Zapatero, como trilero no tiene precio. Pero hay que ser muy inteligente...», Tiempo
• Francisco Umbral, Zapatero y Alicia, El Mundo, 25 octubre 2006
• En Esto es vida, con Javier García Mateo, Radio Intereconomía, 25 oct 15:05 · 25:01 wma · mp3
• En Cinco lunas, con Reyes Monforte, Punto Radio, 26 octubre 2006 · audio 42:20 wma · mp3
• En Primera plana, con Manuel García, Teleasturias, 26 octubre 2006 · video 24:23
• Miquel Porta Perales, La blancura de la estupidez, ABC de las artes..., 28 octubre 2006
• Tomás García López, Al presentarse en Oviedo Zapatero y el Pensamiento Alicia, 31 octubre
• Bueno, «Me avergüenza la simpleza de Zapatero, escribo sobre él por patriotismo», LNE, 1 nov 2006
• Bueno, «Me da vergüenza ajena que España tenga un presidente que diga esas simplezas», EC
• Carmelo López-Arias, El «pensamiento Alicia» de Zapatero, desmenuzado por un filósofo, ESD
• Justino Sinova, Zapatero y el pensamiento Alicia, El Cultural, 2 noviembre 2006
• Silverio Sánchez Corredera, El pensamiento Alicia, La Nueva España, 2 noviembre 2006
• Guillermo Caso de los Cobos, Gustavo Bueno contra las maravillas zapateriles, El Comentario, 14n
• José Ignacio Gracia Noriega, El presidente Alicia, LNE, 24 nov
• Martín Prieto, El presidente en el país de las maravillas, El Mundo, 26 nov

 
Algunas referencias sobre el Pensamiento Alicia

• Bueno, «'Pensamiento Alicia' (sobre la 'Alianza de las Civilizaciones')», El Catoblepas, nov 2005
• Ismael Carvallo, «El 'Pensamiento Viridiana'», El Catoblepas, noviembre 2005
• Bueno, «Zapatero tiene el 'pensamiento Alicia'», El Comercio, 25 enero 2006
• Iñigo Ongay, «Alicia en el planeta de los simios», El Catoblepas, mayo 2006
• Bueno, Respuestas a preguntas sobre el Pensamiento Alicia, octubre 2006

 
 
Índice del libro Zapatero y el Pensamiento Alicia

Introducción. Definición del Pensamiento Alicia

  • Pensamiento utópico y Pensamiento Alicia
  • El «pensamiento» de los socialistas españoles, tras el 11-M, como Pensamiento Alicia
  • El Pensamiento Alicia es simplista, pero no todo simplismo es Pensamiento Alicia
  • El simplismo Alicia se manifiesta en campos muy diversos
  • Plan de este libro

Capítulo 1. Sobre la Alianza de las Civilizaciones piensa Alicia: «La Alianza de las Civilizaciones es el primer paso obligado para alcanzar la Paz universal.»

  • I. Paráfrasis
  • II. Análisis
  • «Pensamiento subjetivo» como actividad formal de los sujetos personales
  • «Pensamiento objetivo» como materia pensada
  • Pensamientos objetivos denominados en función del sujeto que los pensó
  • Pensamientos utópicos y Pensamientos Alicia
  • El proyecto Alianza de las Civilizaciones como ejemplo genuino de Pensamiento Alicia
  • El Pensamiento Zapatero de la «Alianza de las Civilizaciones» tiene, como el humo, gran capacidad expansiva
  • III. Crítica
  • «Civilización» y «Civilizaciones»
  • La unicidad de la Civilización y la unicidad del Mundo, de Dios y del Hombre como persona
  • Es disparatado pensar una «Alianza» entre Civilizaciones múltiples
  • La «Alianza de Civilizaciones» es un contrasentido formal
  • La «Alianza de Civilizaciones» es un absurdo en el terreno material
  • Ni las civilizaciones ni las culturas son «esferas sustantivas», sino sistemas dinámicos de instituciones
  • Bajo el término «Alianza» hay que entender otras cosas
  • La «Alianza de Civilizaciones» como pensamiento oscurantista y confusionario
  • Final

Capítulo 2. Sobre la mujer piensa Alicia: «Como mujer, no tengo patria. Mi patria es el Mundo.»

  • I. Paráfrasis
  • II. Análisis
  • Modo de hablar en primera persona y en tercera persona
  • Este enunciado Alicia consta de tres proposiciones
  • El concepto clase «mujer» y su ecualización con el concepto clase «varón»
  • El «Género mujer» y el «Género varón»
  • Las clases «mujer» y «varón» desde una perspectiva atributiva
  • Significados diversos de las tres proposiciones de Alicia, según el tipo de clase elegida
  • III. Crítica
  • Final

Capítulo 3. Sobre el diálogo piensa Alicia: «Hablando se entiende la gente.»

  • I. Paráfrasis
  • II. Análisis
  • «Hablando se entiende la gente», como proposición descriptiva y como proposición normativa
  • Términos, operaciones, relaciones: gente, hablar, entenderse
  • Gente, como conjunto de términos
  • Hablar, como operación
  • Entenderse, como relación
  • III. Crítica
  • El aforismo «hablando se entiende la gente» como parte de un «sistema de aforismos»
  • El sistema de aforismos implicados
  • El aforismo (1) como una versión dialéctica del aforismo (8)
  • El aforismo (2), «la gente se entiende si habla»
  • El aforismo (3), «callando se entiende la gente»
  • El aforismo (4), «hablando no se entiende la gente»
  • «Hablando se entiende la gente» como aforismo imprudente
  • Por qué el Rey utilizó el aforismo «hablando se entiende la gente»
  • Final

Capítulo 4. Sobre Franco y el franquismo piensa Alicia: «Franco se alzó el 18 de julio de 1936 contra la República, que se había constituido como la primera democracia parlamentaria en España en las elecciones de abril de 1931. Tras una guerra cruel Franco logró destruirla gracias a la ayuda de las potencias fascistas europeas. Con su alzamiento, Franco detuvo en España el curso de la línea de progreso democrático al que la República había logrado incorporarla, y retrotrajo a España a la época medieval (inquisición, tortura, terrorismo de Estado...). Los cuarenta años de Franco representan para la historia de España y, por supuesto, de Europa y del mundo, un tenebroso paréntesis, comparable al que Hitler abrió para Alemania (y para Europa y para el mundo). La luz que la democracia del presente ha logrado recuperar es un reflejo de la luz que la Segunda República comenzó a alumbrar hace setenta y cinco años. Esa luz llega a nosotros tras el paréntesis de los cuarenta años de franquismo. Conviene que mantengamos en todo caso fresca la memoria histórica, tanto de aquella época luminosa de la República como de la oscura época franquista que la siguió, a fin de que las nuevas generaciones puedan apreciar la grandeza de nuestra democracia, que en 1978 logró aplastar definitivamente a la dictadura franquista.»

  • I. Paráfrasis
  • II. Análisis
  • La República de 1931 no fue una Caperucita Roja que llevaba alimentos a su abuelita España
  • El lobo no se tragó a España
  • El «franquismo» no es una realidad homogénea y continua
  • III. Crítica
  • «Juicios de hecho» y «juicios de valor»
  • El simplismo de la disyuntiva franquismo (fascismo) y antifranquismo (antifascismo)
  • Partidismo y parcialismo
  • Del parcialismo maniqueo al parcialismo plural
  • Intento de desbordar el parcialismo mediante un partidismo total negativo
  • Las «democracias occidentales» ¿ayudaron a Franco?
  • Política de palo y zanahoria, pero al revés
  • Dialéctica de clases y dialéctica de Estados
  • Final

Capítulo 5. Sobre los derechos de los simios piensa Alicia: «Como los simios actuales (chimpancés, gibones, gorilas, orangutanes, bonobos) son parientes muy cercanos a nosotros, a las personas humanas, y como según va descubriendo día a día la investigación científica, genética y etológica es cada vez mayor el número de relaciones de semejanza o igualdad entre ellos (los simios) y nosotros (las personas humanas), parece obligado extender a los simios los derechos que atribuimos a las personas humanas. Sólo de este modo, guiados por el avance de la ciencia moderna, podremos comenzar a reparar la injusticia, el horror o el ensañamiento que suelen estar implicados en el trato discriminatorio que es costumbre dar a nuestros primos hermanos, como si fueran bestias estúpidas o autómatas que pudieran ser descuartizados en vivisecciones pseudocientíficas, sea para extraer de ellos órganos para implantar en los hombres, o que puedan ser vejados, enjaulados, torturados, humillados o exterminados en el circo, en el zoo o en el ring, para entretener nuestro aburrimiento.»

  • I. Paráfrasis
  • Contra los autómatas cartesianos
  • Darwin «pone en marcha» los cuadros del tablero de Linneo
  • El darwinismo paleontológico y la revolución etológica y genómica
  • Los antepasados del hombre ya no existen; pero sí sus primos hermanos
  • II. Análisis
  • Igualdad fuerte, igualdad débil
  • Las relaciones de igualdad o semejanza entre simios, hombres y personas carecen de sentido si no se dan los parámetros
  • Seres humanos y personas humanas: hombres y personas
  • Conceptos autotéticos y conceptos alotéticos
  • «Hombre» como concepto autotético; «Personas humana» como concepto alotético
  • Sobre las diferencias entre simios, hombres y personas
  • Sobre las «razas humanas»
  • La relación de «dominación»
  • Esbozo de una doctrina transformista del hombre en persona humana
  • La persona humana no es un concepto unívoco, sino análogo
  • La persona humana no es definible positivamente por atributos autotéticos; requiere atributos alotéticos
  • Las personas forman una clase oblicua, que no es unívoca
  • La persona humana como familia de instituciones análogas, a veces enfrentadas entre sí
  • III. Crítica
  • Final

Capítulo 6. Sobre la solidaridad piensa Alicia: «El principio de Solidaridad –que podría expresarse en este precepto: ‘Debéis ser solidarios’– es la norma ética más segura que los hombres hayan podido llegar a formularse como guía en su marcha por los caminos que conducen a una paz universal y duradera.»

  • I. Paráfrasis
  • II. Análisis
  • Solidaridad personal y solidaridad impersonal
  • Solidaridad definida y solidaridad indefinida
  • La solidaridad entre los hombres y las personas humanas
  • Cuatro situaciones de solidaridad humana
  • Dos modalidades de la solidaridad definida
  • Las solidaridades simples como aspectos abstractos de solidaridades complejas
  • Las solidaridades armónicas (amistosas) implican siempre algún tipo de antagonismo
  • Solidaridades indefinidas
  • La solidaridad originaria
  • Evolución de la idea de solidaridad a partir de su sentido «moderno»
  • La solidaridad, en sentido moderno, deriva de otras acepciones previas, sobre todo jurídicas
  • El sentido moderno de la solidaridad es el de la solidaridad indefinida
  • La idea de solidaridad de Leroux, ¿se fundamenta en un humanismo absoluto?
  • Solidaridad y fraternidad
  • De la «solidaridad cósmica» a la «solidaridad sociológica»
  • «Solidaridad mecánica» y «solidaridad orgánica»
  • Otras fundamentaciones de la solidaridad: solidaridad individualista y solidaridad jurídico-socialista
  • La fundamentación política de la solidaridad
  • III. Crítica
  • La solidaridad Alicia es una solidaridad formal
  • La solidaridad se enfrenta muchas veces a los valores éticos
  • Valores éticos, morales y políticos enfrentados a la solidaridad
  • La solidaridad enfrentada a la solidaridad
  • El principio formal de solidaridad encubre los fundamentos de la conducta
  • El principio formal de solidaridad como principio confusionario
  • Final

Capítulo 7. Sobre la memoria histórica piensa Alicia: «Una sociedad sin historia es una sociedad condenada a repetirla, es decir, por tanto, a repetir los errores (y los crímenes) del pasado. Por ello, cuando hablamos de España, es necesario recuperar y mantener la memoria histórica y muy particularmente la memoria histórica de la Guerra Civil española y de la dictadura franquista si no queremos repetir sus horrores.»

  • I. Paráfrasis
  • II. Análisis
  • La Historia objetiva se mantiene en un plano distinto de aquel en el que actúa la «memoria histórica»
  • La Historia obra del Entendimiento (como capacidad de juzgar) y de la Razón, no de la Memoria ni de la Imaginación
  • Memorias individuales que no pueden ser eliminadas del tejido de la Historia objetiva
  • Los futuribles
  • Sobre la «responsabilidad» en Historia
  • III. Crítica
  • La llamada memoria histórica no puede considerarse activada por la «curiosidad hacia el pretérito»
  • ¿Por qué los enfrentamientos partidistas del presente estimulan la llamada «memoria histórica»?
  • Una ilustración del modo como el parcialismo partidista puede actuar como estímulo de la memoria histórica
  • Final

Capítulo 8. Sobre el pluralismo cultural piensa Alicia: «La pluralidad de culturas (de ‘esferas culturales’, acaso de ‘civilizaciones’) es un hecho incontestable. Pero constituiría un absurdo ejercicio de etnocentrismo cultural cualquier proyecto político que, inspirándose en el principio de jerarquía y desigualdad entre las culturas, rayano con el racismo, se orientase hacia la hegemonía de una cultura dada (por ejemplo la ‘cultura o civilización occidental’) sobre todas las demás. La única política posible habrá de inspirarse en el reconocimiento de la igualdad de todas las culturas, y en el respeto mutuo entre ellas, ya sea en la forma de separación o de coexistencia pasiva (‘iguales pero separados’), ya sea preferentemente en la forma de cooperación o coexistencia activa y armónica, de acuerdo con el proyecto de la Alianza de las Civilizaciones.»

  • I. Paráfrasis
  • II. Análisis
  • La Idea de las «esferas culturales»
  • La Idea de las «esferas culturales» está en la base de la disyuntiva entre el etnocentrismo, el relativismo y el pluralismo cultural
  • Alcance de cada una de las tres opciones disyuntivas
  • III. Crítica
  • Contra la sustancialización de las «esferas culturales»
  • Contra la sustancialización de los componentes de las «esferas culturales»
  • Final

Capítulo 9. Sobre España y la Nación española piensa Alicia: «No veo por qué hay que hacer tanto ruido en el momento de debatir la reforma de los Estatutos de las Comunidades Autónomas sobre la cuestión de si España es o no es una Nación (o una nacionalidad, o una realidad nacional), o si son o no son naciones (o nacionalidades, o realidades nacionales) Andalucía, Comunidad Valenciana, Cataluña, País Vasco, Galicia, Aragón, etc. Pues España, Andalucía, Comunidad Valenciana, etc., son lo que son; por tanto, llamarlas Naciones, nacionalidades o realidades nacionales es sólo cuestión de palabras (‘cuestiones semánticas’) o de sentimientos (‘de sensibilidades’). Cada cual que las llame como quiera y las sienta como lo mande su sensibilidad. Lo único que hace falta es que haya paz, que nos respetemos unos a otros democráticamente nuestras palabras y nuestros sentimientos, y Dios dirá

  • I. Paráfrasis
  • II. Análisis
  • Diferencia de conceptos, no sólo de palabras
  • Nación en sentido étnico-cultura y Nación en sentido político
  • El término «nación» es un universal que se despliega en tres géneros diferentes
  • Nación en sentido biológico, o de primer género
  • Nación en sentido étnico cultural, o de segundo género
  • La nación histórica, como especie del segundo género, no es aún Nación política (o de tercer género)
  • La Nación en sentido político, o de tercer género
  • La nación fraccionaria, segunda especie del tercer género de Nación, o Nación política
  • Involucración de los diversos géneros y especies de nación
  • Los términos «nacionalidad» y «realidad nacional» dependen de la Nación como la sonrisa del gato depende del gato
  • El dilema aplicado a la España de las Autonomías
  • Si España es una Nación política (del tercer género) las «nacionalidades autonómicas» sólo podrán ser naciones del segundo género
  • Si las nacionalidades (o realidades nacionales) son Naciones políticas, España no podrá ser Nación del tercer género, sino, a lo sumo, de segundo género
  • III. Crítica
  • Final

Capítulo 10. Sobre la democracia piensa Alicia: «La transformación de las sociedades despóticas en sociedades democráticas ha permitido a los hombres alcanzar la libertad y la igualdad como personas, sujetos de derechos civiles y políticos. En consecuencia, la condición de demócrata habrá de asumirse como título de legítimo orgullo por cualquier hombre consciente de que la fuente de su dignidad como persona humana, mana precisamente de la sociedad democrática de la que forma parte. Sólo con la democracia cada hombre podrá relacionarse de mil maneras con los demás, cambiando de discursos y de pases cuando haga falta. No olvidemos nunca que la esencia de la democracia es la cintura.»

  • I. Paráfrasis
  • II. Análisis
  • Democracia ideal y democracia realmente existente; democracia formal y democracia material
  • No sólo hay diversas formas de democracia real; también hay diversos tipos de democracia ideal
  • Democracia formal en el plano específico político y en el plano genérico
  • Democracia procedimental como democracia formal genérica
  • Democracia formal específica
  • No son «déficits» de la democracia las condiciones necesarias para su existencia
  • La materia de la democracia no se agrega a una forma previamente dada, sino que es la forma democrática la que brota de la materia
  • El punto de partida es la materia de la democracia, no su forma ideal
  • La libertad objetiva como materia de la democracia política
  • La materia de la sociedad democrática es la sociedad de mercado pletórico, y de ella brota la libertad objetiva
  • Conexión entre mercado pletórico y la libertad objetiva
  • La libertad es un proceso social, no sólo individual
  • El sufragio universal
  • III. Crítica
  • La democracia supone la libertad-de... respecto del régimen autocrático
  • La libertad positiva (libertad-para) y la democracia
  • Límites estructurales de la libertad positiva del elector democrático
  • La democracia y la igualdad.Tributación y confiscación
  • Final

Capítulo 11. Sobre el humanismo piensa Alicia: «El humanismo es la única ideología decente que puede tomarse como fundamento para ordenar la convivencia humana en el mundo globalizado del siglo XXI.»

  • I. Paráfrasis
  • Todos los «valores decentes» proceden del hombre y terminan desembocando en él
  • Humanismo y pacifismo
  • El pacifismo como «falsa conciencia»
  • II. Análisis
  • «El hombre es la medida de todas las cosas»
  • Humanismo y personalismo
  • III. Crítica
  • El «hombre» no es una unidad originaria de medida de todas las cosas
  • El círculo vicioso del humanismo: definir el humanismo por el hombre y el hombre por el humanismo
  • Diferentes modelos de humanismo y de hombre
  • Educación humanística
  • Educación, ¿para qué?
  • Educación cívica como humanismo
  • En qué condiciones la educación en la cultura de un pueblo puede considerarse educación humanística
  • Humanismo como pacifismo, como abolicionismo, como democratismo
  • Crítica a dos panfletos humanísticos
  • El «ideal de la Humanidad»
  • Crítica del Manifiesto humanista 2000
  • Final

Final. El «Pensamiento Alicia» se vuelve pensamiento de mala fe

Bibliografía

Índice onomástico

 


Fundación Gustavo Bueno
www.fgbueno.es