Gustavo Bueno Gustavo Bueno, El mito de la cultura · α 0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 ω         Imprima esta página Avise a un amigo de esta página  Editorial Prensa Ibérica

Gustavo Bueno, El mito de la cultura, Editorial Prensa Ibérica, séptima edición, Barcelona 2004

Gustavo Bueno

El mito de la cultura

Ensayo de una filosofía materialista de la cultura

Editorial Prensa Ibérica, Barcelona 2004, séptima edición, págs. 29-46.

Preludio. La cultura como mito

¶ El ascenso del prestigio de la Idea de «Cultura» y el simultáneo incremento de la confusión de sus significados

La Idea de Cultura ha pasado a formar parte, en la España de los noventa, del conjunto de las cuatro o cinco ideas clave que constituyen su cúpula ideológica (no sólo en España: también en otros países, sobre todo en los europeos). Incluso cabe afirmar, apoyados en ciertas encuestas, que, en una escala de prestigio, la Idea de Cultura ha sobrepasado el puesto que ocupaban hasta hace poco las Ideas de Libertad, de Riqueza, de Igualdad, de Democracia o de Felicidad. Al menos, se da por descontado muchas veces que la «verdadera igualdad», o la «verdadera libertad», se obtienen por la mediación de la cultura, y que sólo a través de la cultura, la democracia podrá ser participativa y no sólo formal.

La cosa viene de atrás, por supuesto. Atengámonos, por razones de brevedad y de objetividad, a los reflejos que de este prestigio creciente pueden advertirse en el espejo político español. En la Constitución Republicana de 1931, la palabra cultura había escalado ya el nivel que corresponde a un rótulo (el del Capítulo II de un Título, el III); en efecto, el Capítulo II del Título III de la Constitución de la II República está encabezado por la rúbrica Familia, economía y cultura: «El servicio de la cultura –dice la Constitución– es atribución esencial del Estado». Casi medio siglo después comprobamos cómo se multiplica la presencia del término cultura en los lugares del más alto rango de la Constitución de 1978: por ejemplo, el Artículo 44.1 encomienda a los poderes públicos promover y tutelar «el acceso a la cultura, a la que todos tienen derecho» («todos», sin duda, suple por «todos los españoles», pues sólo ellos constituyen la esfera de dominio de la ley fundamental; no es tan fácil determinar qué suple la expresión «acceso a la cultura», aunque si tenemos en cuenta que fueron los mismos Padres de la Patria quienes decidieron mantener la indefinición, podremos inferir que tal indefinición es debida más que a una falta de aplicación a que ella forma parte del misterio de la cultura).

Índice de esta parte

¶ El ascenso del prestigio de la Idea de «Cultura» y el simultáneo incremento de la confusión de sus significados
¶ ¿No está desempeñando la Idea de Cultura en nuestro tiempo funciones de un mito oscurantista y confusionario?
¶ Nuestro propósito des-mitificador y su alcance

 

Facsímil del original impreso de esta parte en formato pdf

Gustavo Bueno, El mito de la cultura · α 0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 ω

 

Fundación Gustavo BuenoFundación Gustavo Bueno

Fundación Gustavo Bueno